jueves, 16 de julio de 2009

SOCIEDAD GLOBALIZADA...COMENTARIO I A LA ENCICLICA CARITAS IN VERITATE (Y UN VIDEO de Camadessus)

Despues de anotar una eserie de temas en la entrada anterior aqui inicio con el primero de Caritas in veritate de la enciclica de Benedicto XVI.

La Sociedad Globalizada…(comentario I) al documento CARITAS IN VERITATE (frase latina inicial que significa “La caridad en la verdad”)
Transmito una cita textual
CAPITULO I
“n.19…La sociedad cada vez más globalizada nos hace más cercanos, pero no más hermanos. La razón, por sí sola, es capaz de aceptar la igualdad entre los hombres y de establecer una convivencia cívica entre ellos, pero no consigue fundar la hermandad. Ésta nace de una vocación transcendente de Dios Padre, el primero que nos ha amado, y que nos ha enseñado mediante el Hijo lo que es la caridad fraterna”
Y es un realidad que constatamos diariamente, tenemos cercanos a cientos y miles de personas pero no por eso nos unimos en la fraternidad que nace del amor de Dios, y que es la base de la “relación que perfecciona” a cada uno y a todos en la convivencia.
Los proyectos comunes en donde se involucran varias personas son pocos, y en ocasiones difíciles de llevar a cabo, por el afán de “protagonismo” por el “egoísmo” en el que estamos inmersos en esta sociedad individualista (conceptos un tanto antagónicos) ya que la sociedad implica la convivencia de varios, y sin embargo solo buscamos en ocasiones sobresalir “individualmente” utilizando a los demás en nuestro propio beneficio.
Un concepto que desarrolla a lo largo de la encíclica es que el desarrollo técnico tiene que ir acompañado de un desarrollo ético, fundamentado en la “naturaleza humana” que muchos quieren distorsionar, viéndolo solo desde un ángulo materialista o hedonista.
Otra cita textual es la siguiente:
“CAPÍTULO V: La colaboración de la familia humana
53. Una de las pobrezas más hondas que el hombre puede experimentar es la soledad. Ciertamente, también las otras pobrezas, incluidas las materiales, nacen del aislamiento, del no ser amados o de la dificultad de amar. Con frecuencia, son provocadas por el rechazo del amor de Dios, por una tragedia original de cerrazón del hombre en sí mismo, pensando ser autosuficiente, o bien (considerándose el mismo hombre a si mismo) un mero hecho insignificante y pasajero, un «extranjero» en un universo que se ha formado por casualidad…
Nota: la frase entre paréntesis en esta cita es de quien hace el extracto de la encíclica.
Y continúa:
n53…De la misma manera que la comunidad familiar no anula en su seno a las personas que la componen, y la Iglesia misma valora plenamente la «criatura nueva» (Ga 6,15; 2 Co 5,17), que por el bautismo se inserta en su Cuerpo vivo, así también la unidad de la familia humana no anula de por sí a las personas, los pueblos o las culturas, sino que los hace más transparentes los unos con los otros, más unidos en su legítima diversidad.”

En esta segunda cita se puede resaltar como lo pobreza no es solo material, sino que también puede ser de carácter “espiritual” lo que Benedicto XVI califica como “pobreza honda” la SOLEDAD de la persona, que paradójicamente se da en esta “sociedad globalizada” en donde tenemos como ya mencione, a miles de personas cercanas, pero sin un proyecto común.
Resaltando aquí la importancia de la Familia (considerada en su forma primigenia, de padres hombre-mujer e hijos) y en una forma mas generalizada como lo que llama la “familia Humana”. Ya que en la primera (como núcleo de la sociedad) es donde el individuo en primer lugar experimenta el “amor” ya que se le acepta tal y como ES, A PESAR DE SUS DEFICIENCIAS Y ENFERMEDADES, CON SUS CUALIDADES Y DEFECTOS,…lo mismo debería suceder en la “familia humana” pero que sin embargo no se experimenta siempre, la aceptación tan fuerte como en el núcleo familiar.
¿Por qué? …bueno se ha deformado y enfocado el valor de la persona, solo se acepta a aquellas personas sanas, con Éxito económico y profesional, y las que no han tenido la suerte de tenerlo… se ven marginados. Además de la poca formación moral, o en el peor de los casos la deformación de la conciencia.
Por tanto el valor de la Persona se debe conservar y se estimular con “el amor” que experimenta de sus padres en primer lugar y de los demás cuando su enfoque es el correcto.
No deja de existir excepciones, recientemente hemos recibido las noticias de algún “padre de familia” que abusa de alguna hija, de alguna madre que abandona a un recién nacido en “un contenedor de basura” y de países enteros como es el caso de China en donde la familia esta desfigurada, y el mundo tiene un velo que el mismo “régimen político” ha creado.
Sin embargo el valor señalado de la PERSONA, LA FAMILIA Y LA SOCIEDAD en la encíclica sigue vigente, y en todos los hombres (varones y mujeres) en el fondo del corazón lo saben, a pesar de la obscuridad que los hechos mismos han podido provocar, y pueden seguir provocando de no reajustar la mira y purificar las “conciencias”.
Para reforzar lo dicho quisiera anotar otra cita que nos propone S.S. Benedicto XVI en relación con el matrimonio y la familia.
“Cap IV : n.44…Por eso, se convierte en una necesidad social, e incluso económica, seguir proponiendo a las nuevas generaciones la hermosura de la familia y del matrimonio, su sintonía con las exigencias más profundas del corazón y de la dignidad de la persona. En esta perspectiva, los estados están llamados a establecer políticas que promuevan la centralidad y la integridad de la familia, fundada en el matrimonio entre un hombre y una mujer, célula primordial y vital de la sociedad[112],”
dr kantu
A CONTINUACION CAMDESSUS (ES DIRECTOR DEL FMI HABLA DE ETICA COMO SOLUCION Y LA AVARICIA COMO CAUSA)
Publicar un comentario