lunes, 9 de febrero de 2009

VENEZUELA ESPERA QUE SE VAYA CHAVEZ

Venezuela: Jornada de Oración por la Paz antes del referéndum

En el día de Nuestra Señora de Lourdes


CARACAS, lunes, 9 febrero 2009 (ZENIT.org).- El Consejo Nacional de Laicos de Venezuela, con fecha 6 de febrero, ha denunciado en un comunicado "la situación de conflictividad creciente en el país" y ha convocado a una Jornada de Oración por la Paz que tendrá lugar este miércoles.

La violencia en el país se ha agudizado al acercarse la fecha del referéndum, previsto para el 15 de febrero, sobre la enmienda constitucional que permitiría la reelección ilimitada del presidente de Venezuela, Hugo Chávez.

Según el Consejo Nacional de Laicos --informa a ZENIT Ana María Fons--, la situación de conflictividad se ha manifestado "en una despiadada violencia, no ya sólo contra la vida de las personas sino incluso contra sus valores religiosos y sus instituciones", por lo que el organismo eclesial que agrupa a los laicos católicos quiere pronunciarse ante la opinión pública.

"Como católicos venezolanos, rechazamos el desprecio a la vida humana, 'pareciera que la vida no vale nada', el asesinato, el secuestro y el sicariato", dicen los signatarios, citando la exhortación de la última asamblea de la Conferencia Episcopal Venezolana, del 13 de enero de 2009

"Rechazamos los discursos violentos, de cualquier parte provengan, llenos de palabras de odio que conducen a la división entre los venezolanos", añaden.

Una vez más, rechazan "los reiterados ataques contra la Nunciatura Apostólica, que no sólo son una agresión contra una Embajada, sino, ante todo, un agravio directo al Santo Padre y a toda la catolicidad".

De igual manera, rechazan "las constantes ofensas y amenazas contra la Conferencia Episcopal y otros representantes de la Iglesia católica".

Rechazan "la profanación de la Sinagoga Tiferet de Caracas y todos los ataques recientes a la comunidad judía, actitudes antisemitas totalmente desconocidas hasta ahora en Venezuela".

"La religión es parte esencial de la cultura de los pueblos --afirman--. El Estado tiene el deber de respetar la libertad religiosa, que es un derecho fundamental reconocido no sólo en nuestra Constitución sino en los instrumentos internacionales sobre derechos humanos".

Recuerdan que el "Libertador" de los países bolivarianos, Simón Bolívar, "fue un ejemplo de ese respeto a las convicciones y tradiciones religiosas de nuestro Pueblo. Los actos violentos no corresponden al sentir del venezolano, por naturaleza pacífico, tolerante y acogedor".

Expresan su anhelo de "construir un futuro de convivencia pacífica basado en los valores humanos, cívicos y religiosos que constituyen el núcleo más profundo de nuestra nacionalidad. Solamente con la conversión del corazón, la reconciliación y el perdón, podremos alcanzar lo que tanto deseamos: una sociedad justa y fraterna".

Imploran a Dios Padre que les "ilumine" y les "de la fuerza de trabajar incansablemente por la paz" recordando la cita de las bienaventuranzas: "Dichosos los que trabajan por la paz, porque ellos serán llamados hijos de Dios" (Mt. 5,9).

Para ello, invitan a los católicos, a todos los hermanos cristianos y de otras confesiones religiosas y a todas las personas de buena voluntad, "a unirnos en una jornada nacional de oración por la paz en Venezuela, el próximo miércoles, 11 de febrero, festividad de Nuestra Señora de Lourdes".

Por Nieves San Martín
Publicar un comentario